Lobo Herreño

lobo herreño lobito herreño

El lobo herreño es una raza de perros canarios no muy reconocida en el ámbito internacional. Es originario de las Islas Canarias y destaca por su aspecto lobuno; por lo que, coloquialmente, son llamados “lobitos” o “perros lobos”. Es un animal muy hábil, cuya labor se centraba en el pastoreo de ovejas y cabras. En la actualidad, el número de ejemplares de lobito herreño es muy escaso.

De acuerdo a los censos realizados, se estima que podían existir unos 40 lobos herreños hacia finales del año 2009. Esta cifra puede hacerse mayor si este en este recuento se incluyera también a todos los canes de aspecto de lobo que son originarios de la isla de El Hierro, discriminando detalles como su tamaño o pelaje. A pesar de que es muy poco conocida, la raza del lobito herreño es considerada como una de razas de perros más bellas de las Islas Canarias.

¿Quieres conocer más sobre esta majestuosa raza de perros de Las Afortunadas? Has llegado al lugar indicado. Traemos para ti toda la información esencial: origen, características, comportamiento y personalidad, salud y cuidados. Y todo ello acompañado de:

Las mejores imágenes y vídeos del Lobito Herreño, la fascinante raza canaria

lobo herreño lobito herreño

Origen del Lobo Herreño

El lobo herreño, es una raza canina que ha sido criada desde hace cientos de años en el interior de la isla de El Hierro. En la antigüedad, el lobo herreño era un hábil pastor que por poco llega a la extinción.

Actualmente, apenas se conservan algunos pocos ejemplares, pero los habitantes de las Islas Canarias se están esforzando en mantener viva esta hermosa raza. Existen varias teorías sobre el origen del lobito herreño. La primera hace mención a que el lobo herreño es la razón por la cual se le da a las islas el nombre al "Archipiélago Canario". Se dice que hay un tipo de perro en cada una de las Islas, y se sostiene que la palabra Canarias es una palabra derivada de Can- que significa 'perro'.

Esta hipótesis se ve reforzado con la aparición de diferentes tipos de canes pastores en cada una de ellas, realizando actividades de ganadería muy importantes. Con todo:

  • No se sabe con certeza cuál es el verdadero origen del lobo herreño.
  • Pero sí hay indicios de su existencia durante los dos últimos siglos.

Se ha llegado a creer que éstos aparecieron en la isla desde el momento en el que aparecieron sus primeros pobladores. Esta es una teoría del origen del lobo herreño que aún está siendo estudiada, pero que es una línea de investigación viable para muchos investigadores de la materia.

El lobito herreño es una de las razas de perro pastor más famosas en Canarias y se ha desenvuelto muy bien en su función.

A pesar de que en épocas pasadas se realizaran muchos cruces para aumentar la eficacia de los canes, en el ámbito del pastoreo muchos cruces no funcionaban del todo bien debido a que surgían perros de carácter dominante e impetuoso, favorecido por el hecho de que en algunas islas había costumbre de celebrar peleas de perros, actividad completamente prohibida en la actualidad.

Los perros predecesores del actual lobito herreño fueron criados durante siglos por los pastores que habitaban en la pequeña isla de El hierro. Al igual que otros caninos rurales de la antigüedad, el lobo herreño se ha ido perdiendo con el paso del tiempo. En vista de que, de los perros de pastoreo hay muy poca documentación escrita, se estima que llegaron en compañía de los conquistadores durante el siglo XV.

Aunque hay otra información adicional que asegura que, con mucha más anterioridad, ya existían canes con estas características morfológicas del lobo herreño. De hace más de 200 años, se han encontrado ejemplares en Islas como la Palma, Gran Canaria y Tenerife. Fueron muy abundantes en su época por el incremento de la actividad ganadera.

Pero, cuando ésta empezó a hacerse menos frecuente y a ser una actividad de comercio escasa, la raza dejó de ser imprescindible y ha estado durante muchos años al borde de la extinción. Como hemos visto más arriba, el lobito herreño en su momento se dedicó exclusivamente al pastoreo de ovejas y cabras, llegando a facilitar el trabajo mucho más de lo posiblemente imaginado por los pobladores de la época. En ese contexto, la raza cobró vitalidad, pero cuando su trabajo dejó de ser necesario, comenzó a perderse hasta llegar a una situación alarmante.

Sin la ayuda de estos perros, hubiese sido muchísimo más complicado poder desarrollar determinadas labores. En muchos casos, habían intentado cumplir con la parte de trabajo de pastoreo en compañía de perros de otras razas, que, a pesar de los grandes esfuerzos de los criadores, no llegaron a demostrar la capacidad de desempeño del lobo herreño.

perro lobo herreño

Anteriormente, los aborígenes acostumbraban a llamar al lobito herreño “cancha”, haciendo referencia a perros con características muy similares a la de los lobos, en particular al Lobo Árabe. Se han realizado estudios científicos en el área veterinaria que han logrado determinar que el lobo herreño no es producto de una mezcla o cruce entre razas, sino que es una raza auténtica.

Por lo que se estima que su origen es sumamente antiguo, a pesar de que no hay mucha documentación escrita al respecto. Sin embargo, el lobo herreño está considerada como una auténtica y pura raza que sí pudo llegar a verse cruzada con perro emparentados con los pastores alemanes. Al igual que, en su momento, también se realizó la mezcla entre el perro de presa canario y el pastor Garafiano (que no eran propios de La Isla), con el lobito herreño que, de por sí, ya tenía características lobunas. Hay que recordar que el pastor alemán anteriormente también era conocido como "perro lobo".

A pesar de la incesante búsqueda para obtener respuestas, todavía se están esperando los resultados arqueológicos o documentación que demuestre, sin lugar a dudas, cualquiera de las hipótesis previamente expuestas.

En la actualidad, el lobito herreño no es una raza de perros de Canarias que tenga gran reconocimiento público. Sin embargo, el interés por parte de la población, mayormente en las Islas Canarias, se ha visto incrementado. Se puede decir que el lobo herreño ha logrado llamado la atención de los habitantes, considerándolo como una buena mascota que puede llegar a ser domesticable.

lobo herreño lobito herreño

Características del Lobo herreño

El lobo herreño es un perro con aspecto robusto y una complexión fuerte. Su estructura anatómica es mayormente rectangular. En cuanto a su constitución, es muy similar a la del lobo, en particular al lobo árabe; ya sea en colores, movimientos, máscara y manto. Se diferencia porque es mucho más pequeño, su cuerpo es compacto y posee un esqueleto fino.

  • También el lobo herreño suele ser más ligero, lo que le permite correr y desplazarse con mayor velocidad. Conserva una constitución que podríamos definir como robusta, su altura promedio en machos es de 54,7 cm.
  • Las hembras suelen medir un poco menos, unos 52,6 cm. Con respecto a la longitud del lobo herreño es de aproximadamente 62 cm para machos y de 59 cm para hembras.

El lobo herreño no es una raza de perros de Canaria excesivamente pesados. Sin embargo, por su tamaño y su complexión pueden llegar a pesar 22 kg los machos; mientras que las hembras unos 18 kg, peso ideal para una raza de tamaño mediano.

lobo herreño lobito herreño

La cabeza del lobo herreño tiene una forma más triangular y en forma de cuña. Desde una perspectiva lateral, puede verse como una cuña truncada. Sus orejas también mantienen una forma triangular. La implantación de las orejas del lobo herreño es normal, se da en la parte dorsal del cráneo con un pabellón con orientación lateral y frontal. Por lo general, podrás ver al lobito herreño con las orejas muy erguidas. Pero, dependiendo de la situación, puede doblarlas hacia atrás; especialmente, cuando está ansioso o preocupado por algo.

Los ojos del lobo herreño son de pequeño tamaño con forma almendrada. Esa área está cubierta por un antifaz de color claro que le bordea los ojos. Suelen ser de color castaño. Otro aspecto que caracteriza al lobo herreño es su hocico alargado y estrecho. Posee grandes mejillas que sobresalen notoriamente de su rostro, que se continúan con labios de estrecha comisura y bordeado negro.

El lobo herreño tiene un maxilar muy fuerte y una dentición de 42 dientes con especial desarrollo de los colmillos y una mordedura en tijera. Así que cuidado que te agarre, porque la podriás pasarlo muy mal. Este perro posee un cuello corto y un tanto ancho que, a pesar de todo, es proporcional a sus otras características físicas.

La cola del lobo herreño tiene una implantación elevada. Suele estar recta y destaca por ser peluda y, por lo general, tiene una mancha oscura de color negro en su punta. Un detalle del lobo herreño es que al encontrarse en estado de reposo la cola está colgante. En cambio, un aspecto distintivo es que, cuando el lobo herreño está alerta, la cola pasa a adoptar una forma similar a la de una hoz.

El pelaje del  lobo herreño es liso y corto, pero puede llegar a modificarse con los cambios estacionales. Por ejemplo, en el invierno el perro suele tener un pelaje más alargado y abundante.

Color de la raza

El lobo herreño tiende a tener el pelo de tonalidades grises que pueden ir desde la gris plata al gris amarillento. Mantiene sus extremidades en las porciones inferiores corporales en tonos más claros. En la cara, conserva la máscara de lobo típica de estos ejemplares. Hay variables del lobo herreño en las que el ejemplar pueden ser blanco en su totalidad, totalmente liso e incluso los hay de tonos rojizos.

  • La mencionada mascarilla de lobo se caracteriza por ser decoloración clara que rodea la boca.
  • Antifaz que también suele ser de un color claro bordeando sus ojos.
  • Mientras que la nariz, por lo general, es negra.

Comportamiento y personalidad

Tomando en cuenta su naturaleza, el lobito herreño tiene un temperamento bastante inquieto. Pero que, a pesar de todo, puede disciplinarse con facilidad, ya que se corrige y acostumbra a presentar reacciones rápidas una vez hecho el correspondiente llamado de atención. El lobo herreño es un animal bastante desconfiado con respecto a personas que no conoces sin embargo no suele atacar sin motivo.

El lobito herreño es sumamente fiel a su amo y a todos miembros de la familia por lo que en la actualidad se ha convertido en un excelente perro de compañía.

Desde la antigüedad el lobo herreño es considerado sumamente rápido e inteligente. No tienen tendencia a la agresividad, pero existen machos que, por su territorialidad, pueden atacar a otros perros de su género.

Esta raza de perros de Canarias, hoy en día se desenvuelve muy bien en un ambiente doméstico y familiar (con espacios como un pequeño terreno o  jardín). Se caracteriza por ser muy fiel leal y cariñoso con un temperamento apacible y equilibrado. Debido a las funciones que desempeñaba el lobo herreño en el pasado, suelen ser muy enérgicos y activos por lo que hay que dedicarles suficiente tiempo y espacio.

Para las personas amantes del “Agility”, este perro podrá obtener muy buenos resultados, porque posee gran agilidad, destreza y es bastante veloz. Resulta bastante fácil trabajar al lado del lobo herreño, ya que ha demostrado inteligencia a lo largo del tiempo. Suele ser un poco temperamental, por lo que hay que tratarlo con mucho cariño y respeto, y él sabrá retribuir todas estas atenciones multiplicadas por mil a su dueño.

A pesar de que el lobo herreño es un perro excelente como acompañante, NO es apto para todo tipo de personas.

Lo ideal sería que lo adquiriera una persona que tuviera un nivel de energía alto o medio, que realice actividad física cotidianamente y que pueda mantener al perro entretenido y en constante movimiento.

En caso contrario, sólo hará que el lobo herreño se sienta frustrado y adopte una conducta inapropiada.

Como pueden llegar a ser territoriales, lo mejor es enseñar desde muy pequeños al lobo herreño a socializar con otras personas y con otros perros, para evitar cualquier respuesta agresiva. Esta conducta viene dada, en general, por los machos al estar en presencia de otro ejemplar del mismo sexo, pero como se menciona anteriormente esta es una conducta corregible.

El lobo herreño mantiene un comportamiento que no es apto para poder vivir en apartamentos, en algunas viviendas o comunidades en la que se interactúa frecuencia con otras personas o mascotas.

Se puede portar aún mejor si lo mantienes en actividad física constante, ya que eso facilita que el perro se mantenga tranquilo y equilibrado. Así que, si no eres una persona amante de los deportes y tiendes a ser muy sedentario el lobo herreño NO es la mejor opción para ti.

Su carácter es muy fuerte, pero con la educación adecuada se puede contrarrestar ayudándolo a tener un mejor desempeño y disposición, disciplinarlo puede llegar a ser muy fácil.

Gracias a su buena conducta, el lobo herreño hoy en día es una raza que ha sido domesticada con facilidad; convirtiéndose en uno de los mejores canes de compañía. Los pasatiempos que más disfruta este perro son correr y jugar en espacios libres y amplios, ya que –recordemos– es originario de áreas rurales. Por ello, hay que compensar al lobo herreño con largas caminatas o paseos para que no desarrolle conductas inapropiadas que pueden ser destructivas.

Es un amigo perfecto para aquellos que viven en zonas o casas rurales que tengan amplios espacios y jardines para que el animal pueda correr libremente. Así podrá drenar toda su energía inagotable a través del ejercicio en caso de que no pueda acompañarlo en su rutina de ejercicios.

lobo herreño lobito herreño

Educación del Lobo Herreño

El trato hacia el lobo herreño debe ser cuidadoso. A estos ejemplares no les gustan las voces fuertes ni los castigos. Por ello, la mejor solución para el dueño es buscar actividades que incentiven el refuerzo positivo, es decir, ofrecerle una recompensa por cada buena acción que realice.

Como entrenador o adiestrador, lo más ideal es crear un vínculo afectivo con el lobo herreño. Hay que lograr afianzar esa relación y, posteriormente, hacerle entender a tu mascota los objetivos con el entrenamiento.

Lo que se busca con la educación es que el lobo herreño tenga un mayor control de su comportamiento estando en casa, en presencia de extraños, entre otras.

Pero eso no se logra de un día a otro o en prácticas irregulares ¡No! Hay que hacerlas con frecuencia, pero no prolongadamente. Lo ideal son sesiones cortas pero diarias, si no, podrías saturar al lobo herreño y –por un exceso– dejar de prestar atención.

Los dueños principiantes deben informarse sobre cómo debe ser su conducta al educar a un lobo herreño. Esto es sumamente importante, ya que puede influir de manera positiva o negativa sobre el estado emocional del can. La idea es hacerle entender al lobo herreño quién es el jefe de manada en casa y, si no tienes experiencia, no será fácil él tratará de dominarte a ti.

No puedes reflejar inseguridad ante un lobo herreño, debe ser constante y paciente, y recompensarlo con la obtención de pequeños logros. Con estas técnicas podrás incentivar al lobo herreño a mantener y entender su comportamiento. Las recompensas pueden ser con alimentos o con mimos.

Relación del Lobo Herreño con niños, extraños y otros animales

El lobo herreño es una raza de perros de Canarias, es decir, que proviene de un área en la cual el clima es cálido, por lo que, si quieres tenerlo en un clima frío, debes buscar mejorar su proceso adaptativo previamente.

En el caso de presencia de niños en el hogar, la convivencia con el Lobo Herreño será óptima. Sólo debes presentar al niño al lobo herreño buscando que éste lo integré a su círculo de confianza para que haya una mejor relación.

Al igual que otras razas de perros, esos períodos de convivencia niños-perros deben ser supervisados por un adulto para corregir conductas de ambas partes. La respuesta normal del lobo herreño ante la presencia de un extraño es desconfiada. Tiende a alejarse de los desconocidos, pero se mantendrá alerta.

Una vez que el extraño logre conseguir un vínculo de confianza con el lobo herreño, puedes dar por seguro que este perro es formidable, dócil, leal y cariñoso. Su relación con otras mascotas dependerá de si ha sido entrenado y educado para socializar con otros animales; ya que el lobo herreño tiene conductas territoriales lo que le puede llevar a agredir a otros perros.

lobo herreño lobito herreño

Salud del Lobo Herreño

El lobo herreño, por su constitución, no suele tener problemas de salud, más allá de algunas de las enfermedades comunes de todas las razas de perros. La esperanza de vida del lobo herreño es de 12 a 14 años, esto puede verse beneficiado con ejercicios diarios y alimentación adecuada. Para evitar la aparición o complicaciones con esas enfermedades, es importante la revisión con el veterinario, al menos 2 veces al año. También es importante que el lobo herreño cumpla con su plan de vacunación y desparasitación.

Cuidados adecuados para el Lobo Herreño

El lobo herreño no es una raza de perros que requiere de cuidados especiales, sólo tomar las medidas básicas que se debe tener con cualquier otra raza. Por las características del pelaje del lobo herreño, será necesario que cepilles su cabello regularmente.

El cepillado lo hace lucir mucho más cuidado sano y bonito, ya que favorece que el pelo muerto, en conjunto con las impurezas que pueda retener, sea eliminado sin necesidad de un baño. Hay que considerar los cambios estacionales en el lobo herreño, porque su pelaje cambiará de acuerdo a la estación en la que se encuentre, generalmente hace una mudanza de pelo en primavera y otoño.

El baño del lobo herreño puede realizarse una vez al mes. No es recomendable bañarlos con frecuencia mayor, ya que pueden afectar su piel y hacerla propensa a infecciones y hongos.

Sus baños deben ser realizados con productos especiales para perros para cuidar de una mejor manera su pelaje. Se recomienda para el lobo herreño un champú que tenga un pH muy parecido al suyo, es decir un pH de 7.

Estos perros pueden llegar a recorrer de 20 a 40 kilómetros diarios, por lo que puedes imaginarte la alta demanda energética y física que requiere tener una mascota como ésta.

El lobo herreño se recomienda para amantes del deporte que puedan cumplir con actividades al aire libre o largas caminatas para que el perro pueda mantenerse sano y feliz. Desde el momento en el que cachorro llegue a su nuevo hogar, debe haber interacción diaria, jugar frecuentemente y establecerle retos intelectuales.

Estas actividades le ayudarán a mantener un equilibrio emocional y físico para que, de esta manera, pueda establecer un comportamiento apropiado y pueda mantenerse sano. También es importante mantener una adecuada higiene dental en el lobo herreño, con esto vas a prevenir enfermedades periodontales al igual que otro tipo de patologías.

Se recomienda el cepillado desde cachorros para que pueda tolerarlo mejor y se acostumbre a los cuidados y manipulación constante.

Las consultas al veterinario deben realizarse periódicamente para la colocación de sus vacunas correspondientes que son indispensables para poder hacer un reforzamiento de su sistema inmunitario.

Las primeras vacunas del lobo herreño deben administrarse en los cachorros que tengan entre las 6 a 8 semanas con edad máxima de 6 meses. Desparasitarlos también es un cuidado obligatorio que debe tener su dueño, ya que es un riesgo frecuente en los caninos. Los parásitos en el lobo herreño pueden llegar a generar enfermedades gastrointestinales o de la piel, ya que en esta categoría se incluyen las pulgas y garrapatas.

En vista de que el lobo herreño posee una complexión bastante musculosa debe recibir alimentos que aportan los nutrientes suficientes para mantenerlo sano.

Se sugiere comprarle alimentos que no contengan cereales ni harinas, porque estos, por lo general, suelen producir las reacciones alérgicas de tipo alimentario.

La porción de comida diaria del lobo herreño debe ser aproximadamente de 400 gr. de alimentos secos distribuidas en tres raciones a lo largo del día. Esta es la cantidad estimada para un adulto que no se ejercite demasiado.

No se recomienda excederse de esta cantidad ya que puedes inducir al lobo herreño a una condición de sobrepeso que puede llegar a repercutir sobre su salud de manera negativa.

Si tienes dudas con respecto a esto, puedes acudir a un veterinario para que te instruya en cuál debe ser la alimentación ideal para el lobo herreño. No puedes olvidar hidratarlo, al ser un deportista innato necesitará tomar la cantidad de agua necesaria para reponer el líquido perdido.

El lobito herreño puede llegar a necesitar más de un litro de agua al día, esta nunca debe de faltarle.

Recuerda que lo mejor es acudir a un veterinario que puede hacer un diagnóstico preciso de la patología en cuestión. Por ello, insistimos en el control periódico con su chequeo correspondiente jamás va a estar de más.

No le mediques al lobo herreño a menos que esté prescrito por un veterinario. Se han visto casos en los que puede terminar siendo peor la cura que en la enfermedad.

El manejo de las enfermedades en perros NO es igual al del humano, por lo que si no estás instruido puedes darle una dosis errada y provocarle una intoxicación medicamentosa.

Los cuidados que necesita un lobo herreño son su derecho como mascota y significan una obligación para su dueño por lo que sólo debe adquirirlo si se siente en la plena capacidad de cumplir estos requerimientos.

lobo herreño lobito herreño

Valoración de la raza: Lobo Herreño

Si te has decidido en obtener una nueva mascota y estás considerando que sea un Lobo Herreño, te podemos asegurar que no te vas a arrepentir. Este es un animal muy leal y dócil que puede ser educado en un ambiente familiar y que posee un carácter increíble. Además, tiene un buen estado físico, que le brinda la posibilidad de estar muy saludable si cuenta con el cuidado necesario y el espacio que requiere para drenar su energía como haría en los variados terrenos de la isla canaria de El Hierro.

Al contemplar al lobo herreño podrás imaginar por qué dicen que es uno de los más bellos, solo con su porte quedarás sorprendido. Es inteligente, y si se le dedica tiempo y se le trata con respeto y cariño, se recibirá a cambio compañía, lealtad y mucho afecto.

Eso sí, al ser un perro muy enérgico, su temperamento tiende a ser muy particular. Si el lobo herreño no ha sido socializado y educado, tendrás un animal difícil de controlar y manejar, querrá dominarte.

lobo herreño lobito herreño
Por ello, esta raza de perros no está indicada para cualquier familia.

En cambio, si el lobo herreño cae en manos de un dueño que desde pequeño lo eduque y lo socializa con otros animales y personas, la historia será completamente distinta. Tendrás un amigo fiel, tanto a su dueño como a toda la familia.


Razas de perros de Canariastodas aquí

PODENCO CANARIO

saber más

PRESA CANARIO

saber más

PASTOR GARAFIANO

saber más

PERRO MAJORERO

saber más