Perro Majorero

perro majorero

El perro majorero también conocido como perro Bardino es otra de las razas de perros de CanariasSon originarios de España, específicamente de la isla de Fuerteventura del archipiélago canario, donde en su momento le decían "Bardino".

Allí ha desempeñado sus funciones principales en el área de la ganadería y también se ha desempeñado como excelente guardiánEl carácter del perro majorero es bastante fuerte, por lo que NO es apto para todo el mundo.

Su dueño debe esforzarse en demostrar que él es el líder, si bien es cierto que son animales alegres y divertidos, no son recomendables para principiantes. ¿Quieres conocer más sobre esta raza muy antigua y propia de Islas Canarias? Pues, llegaste al lugar indicado.

Con las imágenes y vídeos más espectaculares del Perro Majorero

perro majorero

En este post, traemos para ti todo lo que quieres saber sobre el perro majorero, su origen, características, personalidad, aspectos relacionados con su salud, así como el cuidado que requiere. ¡Acompáñanos!

Origen del Perro Majorero

Una línea de investigación da por hecho que el perro majorero arriba a la isla de Fuerteventura junto a los españoles para mediados del año 1404. Cumplieron funciones como perros de pastoreo en un periodo que supera los seis siglos. Una de las cualidades que más destacaba del perro majorero era su gran capacidad de luchaPor ello, decidieron realizar mezclas y cruces con otras razas dedicadas al combate y dieron como resultado al Presa Canario, una máquina abominable en peleas caninas.

Sin perjuicio de lo anterior, resulta que hay un documento sumamente antiguo en el que se hace referencia a los antepasados del perro majorero. Se remonta a los años 20 a. C. en el cual se dice que el rey Juba II realizó un viaje dirigido a las Islas Canarias, e hizo una composición literaria narrativo descriptiva de estos canes en su diario. Allí mencionaba a un perro que guarda mucha semejanza con la raza que conocemos hoy de perro majoreroAdemás, se conserva en Volubilis, una ciudad de Roma, una estatua con la forma de estos perros, coincidiendo con la época de la documentación hecha por parte de este rey.

Por todo lo anterior, hay una línea de investigación en la que se menciona que, posiblemente, el perro majorero arribó a la isla en compañía de estos habitantes romanos. De igual manera, la existencia del Bardino en la isla marcó una gran importancia por casi 500 años. Sobre el s. V, las Islas Canarias se mantenían aisladas del resto del continente, ya que no era fácil acceder a ellas.

Durante todos los siglos posteriores, el perro majorero se encargó de realizar laboriosos trabajos que requerían de fuerza y ​​rapidez.

El Bardino ayudaba a sus dueños a subsistir en base a la ganadería. Siempre se mantuvieron muy leales y valientes, por lo que eran los favoritos en la época.

Después de los años 1900, comenzó a incrementarse de manera importante el turismo de las Islas Canarias, favoreciendo otras fuentes de ingresos económicos para sus habitantes.

Además de la nueva situación, se produjo la llegada de nuevas razas, por lo que surgieron nuevas mezclas sin ningún control, llevando al perro majorero casi al borde de la extinción.

Este pudo salvarse gracias a que apareció en 1975 un grupo de estudiantes que dedicaron su esfuerzo a esa humilde labor. Por ello, para el año 1979, luego de un exhaustivo sensor se presentó una exposición monográfica sobre el perro majorero, la primera en la historia. En esa exposición, hubo abundante concurrencia por parte de expertos creadores y jueces en representación internacional y también nacional.

Este evento se realizó con la finalidad de poder dar reconocimiento al Bardino por parte de la Real Sociedad Canina de EspañaTambién se reconoció el increíble trabajo realizado para la recuperación de esta raza por parte de la sociedad protectora del Bardino. A pesar de todos estos esfuerzos no es hasta el año 1994 cuando la Real Sociedad Canina de España al fin brindó su reconocimiento al perro majorero como una de las razas autóctonas de España.

perro majorero

Para ese entonces, posterior al declive en la aparición de ejemplares de esta raza, no había ningún plan efectuado con la finalidad de preservar a estos es caninos. No existía ninguna normativa referente a la selección y crianza del perro majorero para poder salvarlo de la extinción.

Con la fundación de algunas organizaciones, como la Asociación para la Conservación del perro majorero surgen objetivos como el fomento de la supervivencia de este canino y métodos para salvaguardarlos. Se buscaba con ello el incremento y la afición a la raza de Bardino. Una de las maneras de lograrlo era a través de la realización de campañas.

En dicha estrategia se podía observar la relación entre socios con cachorros y ganaderos. Lo que se buscaba con esta campaña era usarlos y repoblar a toda la isla con Bardinos puros, con preservación de su genealogía y excelente calidad de su raza.

  • En la actualidad, el perro majorero todavía no ha sido reconocido por parte de la FCI.
  • Aunque esta raza tiene una historia bastante larga y centenaria, su reconocimiento todavía no es completo, y se puede decir que también es muy reciente.
  • El Bardino sigue manteniéndose presente y siendo muy popular en el Archipiélago Canario, mayormente en su lugar de origen.
  • Se ha logrado preservar a lo largo del tiempo sus habilidades como pastor de ganado y rebaños.

Hasta el día de hoy persisten múltiples investigaciones y trabajos científicos para conseguir el cruce correcto de perro majorero y preservar la raza. Debido a lo difícil que era acceder al archipiélago canario en la anrigüedad esta raza logró consolidarse de una mejor manera que otras de origen más reciente.

Todo esto como producto de la herramienta insular, lo que le permitió fortalecer y dotarse con características propias y distintivas. Estas cualidades del Bardino le permitieron desarrollar actividades de pastoreo dentro de la Isla de Fuerteventura. Gracias a terrenos y el carácter volcánico de la zona, logró condicionar la adaptabilidad del perro majorero. Haciéndolo una raza de perros apta para soportar cualquier tipo de clima sin importar las condiciones en las que se encuentren.

perro majorero bardino
perro majorero bardino

Características del Perro Majorero

El perro majorero ha pasado por múltiples situaciones difíciles que lo han puesto a prueba; y le han obligado a evolucionar y adaptarse. Tiene más de cinco siglos dedicados a actividades de pastoreo que le han ayudado a  desarrollar un cuerpo formidable y robusto con temperamento fuerte y valiente.

Este es un perro grande que puede dar la impresión de tener una forma rectangular. El cráneo del perro majorero es mayormente ancho y su cabeza de pequeño tamaño en comparación y en proporción con el resto del cuerpo. Posee una mandíbula en forma triangular con una dentición pronunciada con perfecta alineación y base ancha. Su hocico es negro y ancho, tiene una depresión naso frontal que les caracteriza y una trufa mediana de coloración oscura.

Las mejillas del perro majorero son caídas, muy leve, cayendo por debajo del maxilar. Con respecto a sus ojos, son generalmente pequeños de color amarillento o tonalidades oscuras entre castaño y negro, suelen ser distantes entre ellos. Las orejas del Bardino se encuentran en la parte más elevada y posterior de la cabeza. Destacan por ser triangulares, posee un pliegue que no permite que estén levantadas en su totalidad, por lo que les hace tener una ligera caída natural.

Podrás conocer el estado de ánimo del perro majorero a través de sus orejas, ya que son su mejor indicador. Si el Bardino se siente alagado o en una posición sumisa, suelen ajustarlas hacia la cabeza. En cambio, si está molesto o con conducta defensiva suelen ceñirlas al punto en que es difícil verlas en un ángulo frontal o lateral.

Otro aspecto físico destacable del perro majorero es que tiene un cuello ancho muy musculoso, siendo una de sus características más llamativas. Es muy robusto, corto y potente, mucho más pronunciado en la base del cuerpo y no tiene papada. El pecho del Bardino es muy ancho y con forma redondeada. Mantiene una espalda o lomo erguido y recto predominando longitud sobre anchura, igual de musculosa como el resto del cuerpo.

Las extremidades del perro majorero son alargadas y bastante musculosas, pero más cortas que el resto del cuerpo. Los expertos hacen mención del término uña de aire para referirse a una prolongación atrofiada que cuenta como dedo en el Bardino. También pueden describirse como un espolón doble que aparece en sus patas traseras y que no le afecta su desempeño al correr.

La cola del perro majorero es de longitud media, ligeramente curvada en dirección a la punta, con forma de sable. Los dueños tienían la tradición de cortarla para darle un aspecto más rudo (actualmente, esta práctica está totalmente prohibida).

Cuando camina, tiene un paso que puede considerarse incluso elegante, suele andar con paso suave y relajado. Con las características de sus patas se le hace muy fácil correr a grandes velocidades haciéndolos más ágiles en actividades de pastoreo.

¿Cuánto mide un Bardino? Este es un perro de aspecto robusto que es de gran tamaño.Si se mide sin tomar en consideración la cabeza y estando en cuatro patas o en cruz puede llegar a 56 cm de alto.

Las hembras miden aproximadamente 54 cm, aunque se han visto casos de ejemplares que han llegado a medir hasta 65 cm. Gracias a la complexión musculosa del perro majorero, su peso es bastante alto con relación a su tamaño. Los machos pueden llegar a pesar de unos 30 a 45 kilogramos, mientras que las hembras son un poco más livianas y pesan desde unos 25 a unos 35 kg. El peso del perro majorero va a depender de la alimentación y también el desarrollo físico que tenga la mascota.

Colores de la raza

El pelaje del perro majorero no es ni muy corto ni muy largo, es suave y con brillo, de tonalidades abardinadas (atigradas). Puede presentar diferentes franjas de colores verdosos, que pasan a tonalidades oscuras pudiendo llegar al marrón o al negro.

Por lo general, el fondo del perro majorero tiende a ser gris y variará de acuerdo a las tonalidades que posea. Su pelaje puede hacerse un poco más prominente en los muslos o en la zona baja de su cola.

Comportamiento y personalidad del perro Majorero

Como pudimos ver más arriba, el perro majorero se ha dedicado por siglos a actividades que requerían de un estado físico  óptimo. La habilidad del perro majorero en el pastoreo lo hizo ser el mejor en su labor. Además, logró adaptarse con mucha facilidad a cualquier situación. Es por esto, que hoy en día el perro majorero es uno de los perros de compañía ideales para estar en el hogar.

Un guardián muy protector, con un carácter valiente y firme.

Estas cualidades son las que hicieron que este perro fuera una de las razas más queridas en todo el Archipiélago Canario. El perro majorero es un canino que se ha esmerado con trabajo y que ha sabido ganarse el corazón de cientos de personas.

Es muy alegre, cariñoso y juguetón por lo que puede hacer amigos. Aunque en sus inicios el perro majorero pueda mostrarse desconfiado –incluso hasta territorial– cuando se encuentre ante lo desconocido, suelen ser afectuosos.

Esta raza de perros es muy dócil y pueden desarrollar mucho apego por su familia humana. El apego es no sólo por los cuidados que estos puedan darle, sino también por el afecto y la protección que le proveen.

Es un perro que sabe demostrar amor hacia su dueño y mucha lealtad. Pero, ¡Cuidado! La misma conducta protectora del perro majorero puede llevar a tornarlo una fiera, si ve que la situación se torna amenazante.

Esta conducta debe ser tratada y manejada con prudencia, sobre todo, con una buena técnica de socialización. El perro majorero es un animal que se puede socializar dentro y fuera del hogar.

Requiere el entrenamiento necesario desde cachorro, para que no genere una conducta sobreprotectora. Si el carácter del perro majorero no es moldeado correctamente puede llegar a potenciar una personalidad más agresiva que es justo lo que queremos evitar. Sus dueños podrán sentirse agradecidos, este perro puede proteger y cuidar la casa con total lealtad.

Son perros que saben demostrarle a su dueño su aprecio y cariño, sabe ser un compañero fiel.

Si el perro majorero percibe que su dueño está en una situación de peligro, no dudará en actuar en búsqueda de su rescate, jamás permitiría que le hicieran daño. Este perro tiene tendencia a ser muy territorial; pero, también, es independiente y valiente.

Como su dueño, debes usar el reforzamiento positivo y premiar sus buenas conductas cada vez que haga algo correctamente para que se sienta motivado a continuar haciéndolo.

perro majorero bardino

Educación del Perro Majorero

El perro majorero debe recibir adiestramiento y entrenamiento temprano. Desde sus primeros meses debe aprender a socializar con otras personas y animales para que cuando llegue a su adultez no tenga conductas indeseadas, peligrosas o inapropiadas.

Lo ideal es que el perro majorero reconozca como jefe de manada a su dueño. Por ello, es importante que el dueño tenga las características y, sobre todo, la experiencia que demuestren que puede dominarlo.

Es necesario tener voz autoritaria y mucha seguridad ante un perro majorero, así el perro no intentará tomar el control de las situaciones. Desde el inicio, el dueño debe ser el encargado de entrenar al canino. Con esto podrá tener dominio de las situaciones y hará más rápida la socialización y aceptación por los otros integrantes de la familia. Además, se requiere conocer a su mascota y comprender cuáles son sus estados de ánimo, carácter, gustos, rutina, entre otros.

El perro majorero es muy enérgico, por lo que se acoplan perfectamente a personas que realizan mucha actividad física o son aficionados del deporte. Es perfecto para practicar actividades que requieran de mucha energía como por ejemplo “Agility”, senderismo, salir a correr grandes distancias, jugar con la cuerda o la pelota. Estimular la inteligencia del perro majorero con actividades de búsqueda u otros juegos son algunas de las estrategias que puedes utilizar.

No se recomienda para nada tener al perro aislado o apartado del contacto humano.

El encierro lo hace sentir estresado y frustrado, pudiendo desarrollar altos niveles de peligrosidad y agresión. Recuerda que el perro majorero es un animal bastante territorial y guardián, por esto, lo mejor es enseñarlo a socializar e interactuar constantemente con él además de contar con un amplio espacio donde se pueda esparcir.

Relación del Perro Majorero con niños, extraños y otros animales

Si piensas adquirir un perro majorero, debes tener muy presente que la base principal de su comportamiento será la socialización que le enseñes desde cachorro. Si tienes niños en casa, en sus inicios debe aprender a socializar con ellos estando supervisado por su dueño.

Una vez hecho esto, verás como serán amigos muy rápido, ya que el perro majorero ama jugar. Incluso puede pastorear a los niños de un lado a otro, cuidar tu rebaño, pero lo mejor es siempre supervisarlo.

El perro majorero tendrá una actitud de desconfianza ante los extraños, esto debido a su territorialidad y su instinto de perro guardián. Cuando se encuentra en presencia de otros animales, hay que supervisar la conducta del perro majorero y CORREGIRLA A TIEMPO para que no agreda a otras mascotas.

Debido a su conducta natural sobreprotectora, al perro majorero puedes amoldarlo a tus necesidades y a tu estilo de vida. Entrenándolo correctamente no atacara a otros animales, sino más bien buscará hacer nuevos amigos y jugar con ellos, pero esto requiere educar correctamente al bardino en su socialización.

perro majorero bardino

Salud del Perro Majorero

El perro majorero es muy rudo y adaptable, por lo que puede tolerar situaciones extremas de clima y aprender a vivir en cualquier terreno. Come lo que sea necesario para sobrevivir, es un perro sencillamente "todo terreno". Ahora bien, esto no quiere decir que nos desentendamos de su cuidado, ni mucho menos.

El objetivo principal del dueño del perro majorero es mantenerlo sano para que pueda ser un compañero durante muchos años. Pese a su buena resistencia, el perro majorero siempre requerirá del apoyo y cuidado de su amo.

Este no es un perro débil que se enferme demasiado, al contrario, es muy resistente: las enfermedades congénitas no son frecuentes en ellos. El perro majorero requiere, por lo menos, medidas de higiene y abundante ejercicio.

Este perro NO es apto para personas sedentarias, ya que al convertirlo en un animal que este largo tiempo en reposo puede repercutir de manera muy negativa sobre su salud. Un detalle del perro majorero es que se ha disminuido el número de casos de enfermedades congénitas, haciéndolas totalmente infrecuentes.

Es una raza de perros pura que se ha preservado a lo largo del tiempo sin cruces ni mutaciones, manteniéndola totalmente estable y sana.

Este perro puede llegar a vivir entre unos 12 y 14 años ¡Claro! Esto va a depender del cuidado que reciba por parte de su dueño. En vista de que el perro majorero es bastante activo y libre, hay que cuidar las cosas que consume, ya que puede adquirir parásitos recurrentemente.

Las consultas periódicas con su veterinario son muy importantes para el perro majorero, él le ayudará a hacer un diagnóstico precoz de cualquier patología que pueda estar avecinándose. Se recomienda acudir cada 6 meses y administrar de manera correspondiente sus desparasitantes y vacunas.

Cuidados que debe tener el Perro Majorero

El perro majorero es bastante rústico y sabe defenderse en todo terreno y en cualquier circunstancia, lo que los hace mascotas fáciles de cuidar. Gracias a que su pelaje no es muy largo no es difícil mantenerlo peinado.

Sólo será necesario cepillarlo unas 2 veces por semana para retirar el exceso de pelo y la suciedad. Los baños del perro majorero deben realizarse cada 30 a 60 días dependiendo de cuánto lo requiera.

No es recomendable bañar al perro muy a menudo, ya que pueden afectar la capa protectora de la piel y hacerla ineficiente ante hongos y bacterias que pueden llegar a enfermarlo. Se recomienda que para el baño del perro majorero se utilice un champú que contenga un PH similar al de su piel.

Verifica que este champú contenga componentes neutros que no le genere ningún tipo de reacción alérgica o que vayan a debilitar su pelaje. Debe revisarse continuamente las orejas y ojos del perro majorero; para descartar presencias de cualquier material o cuerpo extraño que pueda ocasionarle daño.

La actividad física es primordial para mantener al perro majorero sano y feliz.

El ambiente ideal para ellos es en espacios libres o zonas rurales en los que puedan correr y jugar para drenar toda la energía acumulada. Tener encerrado al perro majorero no es la mejor opción, por lo que mantenerlos en apartamentos no es lo ideal a menos que lo saques a correr o a pasear diariamente.

Además de llevarlo a realizar ejercicios o actividad física extenuante puedes también comprarle juguetes para que no se aburra al estar en casa, así evitarás que destruya objetos de tu propiedad.

Debes enseñarlo a compartir y a socializar con personas ajenas al círculo familiar, para que no las detecte como una señal de peligro, sino como nuevos amigos. El perro majorero es una raza de gran resistencia física que puede sobrevivir a alta situaciones de estrés. Puede estar períodos largos sin hidratación o comida, pero de igual modo la idea es mantenerlo estable y saludable, y buscará sentirse protegido por su dueño.

El destete del perro majorero NO debe realizarse antes de los 3 meses de edad del cachorro. De ser el caso, estamos quitándole el suministro de nutrientes y vitaminas que sólo su madre puede aportarle al perro majorero.

Recuerda que la leche le ayuda a desarrollar su sistema inmune. Deben recibir una dieta de alta calidad y balanceada, además de surtir le raciones apropiadas. Pero, no sobre alimentes a tu perro majorero, ya que puede generar la obesidad al canino que –junto al sedentarismo– pueden ser mortales.

Lo recomendable es no darle porciones muy copiosas de alimento y menos en una sola comida.

Una opción aceptada es que su ración diaria sea dividida en porciones más pequeñas que ayudarán a prevenir una enfermedad, muy frecuente en el perro majorero y altamente mortal, llamada torsión gástrica.

Si quieres tener información más precisa y detallada de cómo debe ser el hábito alimenticio y los cuidados que el perro majorero requiere, no dudes en contactar a un especialista. Ellos te darán las instrucciones que necesitas para mantener a tu mascota bien cuidada.

bardino

Valoración de la raza: Perro Majorero

El perro majorero es una raza Canaria oriunda de Fuerteventura que destaca por su carácter y temperamento muy particular. Aunque suele ser de carácter fuerte, su temperamento es alegre y protector. Todo va a depender del nivel de socialización y adiestramiento que posea. Por esas características, el perro majorero no es nada recomendables para dueños sin experiencia con la raza, requiere de una persona que se convierta en su líder y que sepa educarlo.

Uno de los aspectos más destacables de esta raza de perros canarios es que, por ser usado en el pastoreo, se adapta a cualquier situación. Es un perro valiente y de gran firmeza, siendo un excelente protector para la familia, con la que desarrolla un gran apego. No es un perro que va a actuar a la primera, aunque desconfía de los extraños y se mantendrá alerta.

Pero, no dudes que cuando sea necesario el perro majorero atacará. ¿Es peligroso? Todo va a depender de su socialización. Si se encuentra a un dueño que desde cachorro le brinde al perro majorero la educación adecuada, tendrá al mejor guardián y compañero en el hogar. En cambio, si lo adopta una persona que no le brinde afecto, lo deje solo y no le brinde los cuidados que requiere va a desarrollar su instinto más agresivo.


Razas de perros de Canariastodas aquí

PODENCO CANARIO

saber más

PASTOR GARAFIANO

saber más

PRESA CANARIO

saber más

LOBO HERREÑO

saber más