Podenco Canario

podenco canario

El podenco canario es una raza que se caracteriza por poseer gran velocidad, energía y un olfato envidiable; además de que es sumamente resistente. Se adapta a cualquier circunstancia dada en los diferentes tipos de terrenos, clima, y situaciones.

Es la raza de perros usada con frecuencia en la cacería de liebres; ya que pueden maniobrar y correr velozmente independientemente del terreno: Sea llano, montañoso, arenoso, no importan las características del suelo para que el podenco pueda correr o caminar ágilmente y realizar actividades de cacería.

¿Quieres conocer más sobre esta raza de perros Canario? Sigue con nosotros, te traemos toda la información que necesitas sobre su origen, características, comportamiento, personalidad, así como los cuidados que requiere.

Y la mejor selección de Imágenes del Podenco Canario

podenco canario

Origen del Podenco Canario

El podenco canario es una raza de gran antigüedad que llegó al territorio de las Islas Canarias en conjunto con los fenicios, cartagineses, egipcios y griegos. Basándose en estos datos, se estima que la aparición de este podenco haya sido aproximadamente hace 7.000 años.

Su origen e historia está enlazada a los de las Islas Canarias donde se desarrollaron.

Para el momento en el que llegaron los antepasados de esta majestuosa raza a la isla, vivían en libertad plena, y el clima insular era perfecto para su desarrollo.

Por aquel entonces fue cuando los indígenas nativos de las Islas (guanches) se fijaron en que estos perros tenían muy buenas habilidades para la caza. A pesar de que el podenco de esa época estaba sin domesticar, en estado salvaje, se dedicaban naturalmente a la cacería.

El podenco canario fue muy bien aceptado por parte de la población. Pese a las circunstancias difíciles de la época para poder adquirir alimentos, el perro podía alimentarse por sí mismo gracias a sus habilidades de cacería.

Además de notar estas habilidades en el podenco, también se dieron cuenta de que los perros tenían una conducta característica: corría y se quedaba montado en las montañas de piedras, comunes en la isla, con la finalidad de indicar la ubicación exacta de un conejo. Esta habilidad del podenco canario les facilitaba a los aborígenes capturar su presa y utilizarla posteriormente como alimento.

Al darse cuenta la utilidad que tenía el podenco en la caza, empezaron a domesticarlos y a criarlos intencionalmente para estas actividades. Esta información se ve reforzada con la aparición y refrendas en numerosas tumbas de la época.

Se hallaron restos caninos con gran similitud al podenco canario que conocemos hoy en día. A pesar de todos los cambios que sufrieron producto de la evolución con el paso del tiempo.

Otra teoría muy conocida hace mención de que el este tipo de perro fue introducido en las Islas Canarias a través de los Podencos Baleares. Esta raza Pondeco eran acompañantes, principalmente, de frailes mallorquines que ingresaron en las islas con la finalidad de evangelizarlas. Esto ocurrió para mediados del siglo XIV.

Se dice que el podenco canario surge como evolución de estos Podencos Baleares que sufrieron una importante adaptación física y funcional. Con esta teoría, se refuerza la probabilidad de que esta raza tenga como pariente primitivo otros caninos perteneciente al antiguo Egipto como el Lebrel Africano.

La posible diferencia está en que con esta teoría existe un estadio de la evolución que puede ser considerado intermedio entre los Podencos Baleares y los Podencos Canarios de hoy en día.

Dado que no existe una adaptación directa, se considera más factible la primera teoría.

Un dato curioso es que los egipcios fueron las primeras personas en lograr adiestrar a un Podenco y hacer selección y uso de ellos. Por otra parte, hay muchos escritos muy antiguos que han estado apareciendo hasta la actualidad, en los cuales hacen mención del podenco canario.

En estas escrituras queda evidenciado que el podenco fue traído desde la región oriental mediterránea, y desde otros puntos que también tenían culturas semejantes a las egipcias como apuntamos más arriba.

Los podencos tuvieron una época en la que eran sumamente comunes a lo largo del territorio español.

El aspecto y figura del podenco canario se asemeja bastante a esculturas, grabados y estatuas por las que se colige que su origen es bastante antiguo.

Durante varias generaciones, este tipo de perros fue empleado para llevar a cabo actividades relativas a la caza de pequeños animales. Esto era debido a que poseen sentidos muy finos del olfato y de la vista, lo que les permite rastrear con rapidez y facilidad a su presa.

Esta raza es considerada una insignia española, incluso se considera endémica del archipiélago canario, gracias a su impresionante adaptación a las características terrenales se ha convertido en el emblema de su tierra.

Con el paso de los años, logró demostrar su valía dentro del área cinegética con respecto a la gran cantidad de modalidades que posee. El podenco canario en su proceso de adaptación da inicio a la evolución de su raza derivando en otras nuevas y que se han conservado hasta la actualidad.

Entre las razas derivadas del podenco canario y que cuentan con gran popularidad se encuentran:

  • Cirneco del Etna
  • Pharaoh Hound
  • Podenco Ibicenco

Cada vez surgen más ejemplares del podenco canario que pueden rastrearse por toda la península, en el cumplimiento de actividades de cacería mayor o menor. Tiene un auge bien merecido por sus inigualables cualidades para cazar, gracias a la morfología y anatomía que tiene. Y ha logrado evolucionar hasta el magnífico ejemplar que conocemos hoy en día.

Las primeras concentraciones realizadas por ejemplares de perros de la raza canaria comenzaron a efectuarse en 1980. Posteriormente, 2 años después fue presentada ante la población y se formó el Club Español del Podenco canario, hasta que pudo ser reconocida finalmente.

En el año 1999, el podenco canario fue reconocido y registrado por parte de la Real Sociedad Canina de España y de la Federación Cinológica Internacional. En la actualidad se pueden encontrar una gran cantidad de ejemplares de perros podenco canario dentro de las Islas Canarias, sobre todo, en las capitalinas, Tenerife y Gran Canaria.

podenco canario

Características del Podenco canario

El podenco canario suele ser muy fibroso y esbelto, tienen una talla media. Su cuerpo es mayormente alargado, de pecho profundo y una morfología musculosa.

Es ligero para poder movilizarse con gran velocidad, pero a su vez muy firme Incluso, se le pueden llegar a observar al podenco canario parte de su estructura ósea como costillas, hueso sacro y columna vertebral.

podenco canario

Entre las características físicas que lo definen se encuentran:

  • Esperanza de vida: 12 a 14 años.
  • Tamaño: El podenco canario puede llegar a medir entre 53 a 64 cm estando en cuatro patas y las hembras entre 53 y 60 centímetros.
  • Peso: Estos perros son muy ligeros y livianos, esto se debe a que su estructura anatómica está adaptada para movilizarse velozmente sobre cualquier superficie.
  • Su peso es bajo con relación a su tamaño, los machos pueden pesar entre 23 y 27 kilos al igual que las hembras.
  • Pelaje: El pelaje del podenco canario es liso, compacto y muy corto.
  • Cabeza: tiende a ser alargada y cónica, con una depresión en la región nasofrontal ligeramente acentuada.
  • Orejas: Las orejas del podenco canario son puntiagudas y grandes, generalmente de base ancha, estas modifican su posición de acuerdo al estado de alerta del perro.
  • Si se mantiene atento, las orejas se encontrarán erguidas.
  • Si se encuentra en reposo, las tendrá posicionadas hacia atrás.
  • Ojos: Los ojos del podenco canario son de color ámbar, con posición oblicua, de forma almendrada y de pequeño tamaño, su mirada refleja inteligencia.
  • Hocico: es alargado y ancho manteniendo un color armónico con el resto del cuerpo.
  • Extremidades: son bastantes rectas le permiten tener un equilibrio ideal con patas bien aplomadas, poseen una estructura anatómica delgada pero que demuestra solidez y firmeza.
  • Cola: El podenco canario Posee una cola de inserción baja y de longitud media, llegando un poco más abajo del corvejón, con una punta fina. Esta por lo general es recta.

Colores de la raza

Existen ejemplares de podenco canario en color blanco y rojizo, en tonalidades que van desde el naranja hasta el caoba. Puede ser frecuente encontrarse un podenco canario en color marrón achocolatado o en tonalidades claras

Comportamiento y personalidad del Podenco Canario

El podenco canario es un canino sumamente fiel y con una nobleza extraordinaria por lo que resulta ser muy buen compañero, normalmente no es agresivo. Tiene un carácter terco e independiente, recordemos que es un animal con características hábiles para la cacería lo que lo hace auténtico.

Esta cualidad también lo hace ser muy inquieto y ni hablar de la gran inteligencia, valentía y vivacidad que el podenco canario posee.

A diferencia de otras razas de perros grandes, el podenco canario no tiene una actitud de guarda y defensa, permitiéndole socializar muy fácilmente con desconocidos. Se adaptan a cualquier ambiente, es un amigo todo terreno.

En vista de que es un perro muy amigable y carismático, se hace cada día más común verlo en áreas urbanas, porque que es tranquilo y de carácter apacible. Sin embargo, como la naturaleza del podenco canario es la cacería, al verse en un ambiente rural o campestre se vuelve muy dinámico e inquieto, ansioso por ir a cazar.

Pero, se mantiene siempre devoto a las órdenes de su dueño, una cualidad muy favorecedora, ya que refleja altos niveles de obediencia y comprensión.

En el podenco canario la genética influye considerablemente, sobre todo en su carácter.

El podenco canario no tiene fama de ser agresivos, sino todo lo contrario, se puede decir que son más temerosos ante los desconocidos.

Esto es debido a la fuerte unión que tiene con su amo; por ello,  puede actuar muy de manera muy reservada ante presencias extrañas para él. Además, esta raza canina tiende a ser muy cariñosa, poque crea un lazo puro y significativo con su dueño, llegando a ser un perro muy hogareño.

Puedes estar muy tranquilo y en reposo una vez que el podenco canario haya drenado toda su energía, de lo contrario se muestra muy juguetón e inquieto.

Adoran realizar juegos que les permitan hacer uso de su olfato y de su inteligencia, por lo que se recomienda llevar a cabo actividades que le enseñen a controlarse o a canalizar todos esos impulsos.

Su inteligencia y desarrollado sentido visual-olfativo, lo convierten en una máquina para cazar.

Es impresionante cómo el podenco canario logra divisar a su presa incluso cuando se encuentran escondidas en áreas rocosas o del interior de grietas y matorrales. Consigue obtener su rastro y seguirlo sin necesidad de capturarlo.

En estas actividades suelen hacer muy buen equipo con el hurón.

El podenco canario es un cazador desde muy cachorro. Se han visto casos en los que ejemplares menores de los 3 meses han demostrado tener un instinto de cacería muy predominante. Esto se ha evidenciado ya que al observar a un animal que consideran su presa, suelen ir en su búsqueda, emitiendo un corto ladrido por lo general repetitivo.

La gran inteligencia del podenco canario es lo que le permite adaptarse muy bien al estilo de vida que se maneja en la ciudad. Sí puede vivir en un apartamento, pero solo si su amo dispone del tiempo necesario para sacarlo de paseo a diario y realizar largos paseos.

Una vuelta por la comunidad o vecindario no serán suficientes para agotar a esta mascota.

Estos perros disfrutan muchísimo más las áreas rurales o campestres, en las que pueden correr libremente en amplios terrenos, o dando paseos largos al aire libre.

La vitalidad y energía del podenco canario son cualidades que hay que asegurarse de que encuentre el lugar ideal para liberarlas. Para que el podenco canario pueda estar mucho más calmado y tranquilo es necesario que canalicen toda su energía.

Así podrá entrar en un estado de tranquilidad y reposo que permite que su dueño pueda transportarlo con mucha más facilidad en transportes públicos o vehículos.

podenco canario

Educación del Podenco Canario

Al ser una raza de perros que percibe las experiencias vividas y las habilidades de aprendizaje, lo mejor es entrenar al podenco canario desde que es cachorro. Se debe iniciar la educación con el proceso de socialización y de esta forma estaremos garantizando la compañía de un animal equilibrado y estable.

Es la mejor manera de mejorar el riesgo a manifestar respuestas agresivas hacia otras personas o mascotas. El podenco canario es un perro muy decidido, valiente, inteligente y, en ciertas ocasiones, puede llegar a ser un poco ansioso y nervioso.

Este rasgo de su personalidad lo pueden convertir en un amigo terco, pero siempre obediente. La fidelidad a su dueño es una de las cualidades más nobles del podenco canario.

Incluso puede llegar a ser bastante amigable con desconocidos que le caigan bien, de lo contrario el perro se torna distante. Normalmente, este perro ladra únicamente cuando quiere notificar que hay una presa cercana, esta característica es distintiva de la raza.

A pesar de que el podenco canario ha demostrado ser muy independiente, la adaptación a la soledad es un punto a considerar. Si desde muy cachorro tiene la costumbre de subsistir solo, con métodos progresivos de manera positiva, esto no será problema.

Sin embargo, no se recomienda que el propietario de un podenco canario se ausente de manera prolongada. Pueden llegar a mostrarse con una apariencia miedosa y porque suelen sentir –y no sin razón– fueron maltratados o abandonados.

Y esto es parte de su carácter desconfiado con tendencia a esquivar y evitar contacto social con otros. Otro aspecto importante al momento de adoptar a un Podenco canario es que pueden tener la tendencia a escaparse de casa.

Esto se debe a que se aburren fácilmente al estar en largos periodos de inactividad o encerrados, por lo que el dueño debe educarlo y enseñarle a obedecer a su llamado. Si no realizas ninguna actividad física, ni le ofreces ningún estímulo olfativo o visual al podenco canario, este puede buscar a otras maneras de canalizar su energía.

Por lo general, con frustración, pudiendo comportarse de manera destructiva con el fin de llamar la atención de su dueño y expresar su aburrimiento.

Estos perros pueden llegar a engañarte con su complexión delgada y atlética, haciéndote pensar que no están siendo alimentados lo suficiente. Sin embargo, estas son cualidades totalmente normales en el podenco canario, tienden a comer mucho para poder compensar la pérdida de energía.

Si es el primer perro que está adquiriendo el propietario, el podenco canario puede llegar a considerarse como una mascota sumamente incontrolable e intranquila. Por lo tanto, no la recomendamos, en absoluto, si no tienes experiencia previa.

Es importante enseñar a este perro desde muy cachorro a ser obediente, de alguna manera, este entrenamiento le ayuda para drenar toda su energía. Además, con esto se demuestra que la figura de autoridad es el dueño y que el perro debe ajustarse a las instrucciones que está recibiendo por parte de éste.

Relación del Podenco canario con niños, extraños y otros animales

¿Tienes niños en casa? ¡No te preocupes! Un podenco canario socializado suele tener buen trato con ellos. 

Los podrás ver pasando un buen rato juntos, ya que esta raza de perros es alegre y de trato agradable. Al igual que con cualquier otra raza de perros, esos ratos de convivencia niño-animal lo más recomendable es que sean supervisadas por un adulto.

Con respecto a los extraños, el podenco canario es un animal muy desconfiado, aunque no suele ser agresivo. Su inteligencia los lleva a tratar bien al extraño, pero con cierta distancia; eso sí, si ve alguna reacción extraña hacia su dueño, no va a dudar en atacar.

El podenco canario tiene buena relación con otros perros, especialmente, con los de naturaleza similar. Para convivir con un gato, el carácter del podenco canario resulta bastante complicado. Por ser un ejemplar de cacería, al estar juntos, puede poner en peligro al felino.

Sin embargo, el podenco canario puede socializar con gran facilidad con otros perros y animales (sólo si ha sido educado de esa manera).

podenco canario

Salud del Podenco Canario

El podenco canario es una raza de perros muy fuerte y saludable, con muy poca frecuencia suelen enfermarse.

No existen registros de enfermedades hereditarias del podenco canario.

Han existidos algunos casos de sordera unilateral o bilateral, además de las comunes de todas las razas de perros. Pueden presentar patologías frecuentes como: la displasia de codo y cadera o la torsión gástrica.

Para garantizar la salud física y mental del podenco canario, te recomendamos cumplas que los cuidados básicos. También es importante acudir al menos 2 veces al año al veterinario para su chequeo de rutina.

podenco canario

Cuidados que debe tener el Podenco canario

El podenco canario no exige una demanda excesiva de cuidados. Entre las medidas que debe tener el podenco canario se encuentran:

Es sumamente importante que les permitamos realizar ejercicio físico constante. Que realice algún deporte canino, ir de paseo o realizar juegos que le ayuden a mantenerse en forma.

Recordemos que es un animal bastante musculoso y que por las cualidades que les confiere su genética y su instinto de cacería, les hace acumular mucha energía que debe liberarse para mantenerlo sano.

El nerviosismo que tiene el podenco canario como característica, va a ser más predominante durante su juventud. No hay que dejar a un lado toda la estimulación mental que éste requiere para mantener sus sentidos bien definidos.

Hay que cuidar el pelaje del podenco canario cepillando el pelo dos veces a la semana o con la ayuda de un guante de goma.

Dependiendo de cuán sucio se encuentre puede llegar a requerir hasta 2 baños al mes. Hay que revisar con regularidad los oídos y ojos para realizar su limpieza correspondiente; y, de esta manera, prevenir infecciones o presencia de algún cuerpo extraño.

El podenco canario tiene alta resistencia a las variaciones climáticas es una de las características de adaptación que lo ayudan a sobresalir.

Pero, a pesar de que es muy resistente y sano también puede llegar a enfermarse igual que cualquier canino de otra raza por ello se recomienda control con su veterinario semestral o anual.

La aplicación de vacunas y su dosis de desparasitante no puede faltar, ya que con esto no sólo cuidamos al perro sino también a todo aquel que entre en contacto con él.

Si seguimos todas las indicaciones y cuidamos correctamente al Podenco canario puede tener un período de vida que oscila entre los 12 y 14 años. Hay que cuidar a esta mascota de las reacciones y la sensibilidad que pueden llegar a presentar al consumir algún fármaco o sedante.

A pesar de que el podenco canario es un perro con características muy atléticas, puede llegar a dar la impresión de que por su tamaño come demasiado.

Sin embargo, no es muy difícil saciar su hambre, ya que puede estar muy contento y tranquilo con tan sólo recibir raciones moderadas de comida de alta calidad.

  • Es importante que las raciones no sean muy copiosas, ya que pueden generar una de las patologías más temidas, como lo es la torsión gástrica.
  • Es importante que el dueño no confunda la complexión normal del podenco canario con un estado de desnutrición; y, por ende, decida sobre alimentarlo.

El podenco canario es un ejemplar que no tiene tendencia al aumento de peso, a menos que haya una pérdida del equilibrio en su alimentación o que no esté realizando actividad física.

Gracias a que es un perro musculoso, la alimentación que debe recibir debe ser rica en nutrientes que le permitan reponer cantidades proteicas, de vitaminas y minerales que le ayuden a mantenerse sano y fuerte.

podenco canario

Valoración de la raza: Podenco Canario

El podenco canario es una raza de perros de Canarias que destaca por ser un gran cazador. Muchas personas comparan esas habilidades de caza con animales agresivos y hasta peligrosos. Pero, el podenco canario tiene un comportamiento dócil y bien equilibrado, que lo hace ideal como mascota familiar.

¿Es peligroso el Podenco Canario?

Esta raza de perros de Canarias no se encuentra en el listado de los animales potencialmente peligrosos del país. Pero su porte, agilidad, inteligencia y capacidad visual-olfativa desarrollada, lo hacen un perro al que temer.

podenco canario

Aunque el podenco canario tiende a desconfiar de los extraños no optarán por atacar a la primera sólo si se encuentra socializado. No es de esos perros que si llega una visita a casa tendrás que salir a amarrarlo, pero si ve una situación que ponga en peligro a su dueño atacará.

La socialización extensa y temprana es una necesidad para esta raza si planeas tener a un podenco canario en tu hogar. Afortunadamente, no tendrás problemas con su adiestramiento ¿Por qué? Pues, son fieles a su dueño, así que obedecerán.

Aprovecha esa característica del podenco canario y edúcalo.

Eso sí, aplica con el podenco canario debes aplicar las técnicas adecuadas y hacerle saber desde el inicio quién manda ya que tiene un carácter dominante. NUNCA OPTES POR EL ADIESTRAMIENTO NEGATIVO, hacerle entender las órdenes con gritos, regaños o maltratos; porque de la misma manera te va a responder.

Al final, uno de los aspectos principales que influye en la personalidad de cualquier raza de perros es el dueño que tenga. Si tienes dudas sobre cómo manejar al podenco canario, no dudes en buscar la ayuda y orientación de entrenadores profesionales.

podenco canario

Razas de perros de Canariastodas aquí

LOBO HERREÑO

saber más

PASTOR GARAFIANO

saber más

PERRO MAJORERO

saber más

PRESA CANARIO

saber más